marzo 1, 2024

7 ejercicios para fortalecer tu mente y arrancar el año con más disciplina

0

Si estás al frente de un negocio, siempre tendrás un reto: cómo aprovechar mejor el tiempo y convertirte en un emprendedor más productivo. Con el inicio de un nuevo año, seguramente estás decidido a tener más disciplina y a adoptar nuevos hábitos que te ayuden a alcanzar tus nuevos objetivos de negocios y de vida. ¿Qué es lo primero que necesitas hacer? Fortalecer tu mente.

Para lograrlo, tienes que ejercitar el cerebro diariamente a través de nuevas actividades y desafíos. Y es que las tareas repetitivas y rutinarias, infaltables en el manejo de un negocio, pueden adormecernos y alejarnos de las ideas nuevas. Veamos cómo recuperar la claridad mental a través de estos siete ejercicios sencillos. ¿Listo?

#1. Practica un nuevo pasatiempo

Tocar un instrumento musical, moldear piezas de cerámica o cocinar son tareas mecánicas que te ayudarán a enfocarte y dedicar toda tu atención al momento presente. Ejercita nuevas áreas de tu cerebro, que quizá está repitiendo todo el tiempo pensamientos negativos y catastróficos. Un desafío de este tipo puede ayudarte a cambiar tu rutina, conocer gente nueva y reducir tu nivel de estrés.

#2. Lee libros que cambien tu perspectiva

Los libros son una de las herramientas más efectivas para ejercitar la mente y volverte una persona más disciplinada. Si no tienes ese hábito incorporado, puedes empezar por apagar la televisión a una hora determinada (por ejemplo, a las nueve de la noche) y leer por 20 minutos. Comprométete a hacerlo por siete días y verás cómo te resulta cada vez más fácil hacerlo.

Al principio, elige temáticas que te resulten entretenidas o interesantes, como las novelas o las autobiografías. Más adelante busca otras que desafíen tus opiniones o perspectivas, por ejemplo, de política, sociología o desarrollo de negocios.

#3. Alimenta mejor tu cerebro

Una dieta más rica en nutrientes y más equilibrada no solo tendrá un impacto positivo en tu peso, tu masa muscular o en el funcionamiento de tu corazón, sino que también alimentará tu cerebro, que consume el 20% de las calorías que necesita diariamente nuestro cuerpo. Así que, pasadas las fiestas de fin de año, reduce o elimina tu consumo de alcohol, azúcar y carbohidratos.

Come más frutas, verduras y proteínas saludables, como la carne magra. También es recomendable que te realicen un chequeo general y que, tras la consulta con un nutricionista, consumas suplementos como el ginkgo biloba, que ayudan a mejorar la memoria y la concentración.

#4. Ejercítate

Practicar yoga, pilates, correr o simplemente caminar puede mejorar cualquier aspecto de tu estado físico, emocional y mental. ¿Por qué? Porque durante cualquiera de estas prácticas el organismo segrega endorfinas, unas proteínas capaces de conectarse con el sistema nervioso central para generar sensaciones de bienestar, alegría y felicidad; que, además, son capaces de eliminar el estrés y paliar el dolor en pacientes con afecciones crónicas.

#5. Duerme más y mejor

¿Alguna vez te has sentido enfermo, y tras un sueño reparador de más de ocho horas te has despertado como nuevo? Ese es el efecto que puede tener dormir bien sobre nuestro cuerpo. En el caso del cerebro, la falta de sueño puede ser sumamente dañina, ya que afecta la capacidad de concentración, foco y memoria. Por no hablar de la irritabilidad, la depresión y otras señales preocupantes sobre el estado de ánimo.

Si estás enfrentando problemas de insomnio o si te despiertas sin razón alguna durante la madrugada, empieza por acostarte todos los días a la misma hora, por desconectarte del celular y otros aparatos electrónicos durante 30 minutos antes. Más rutinas que pueden ayudarte a preparar a tu sistema nervioso para el descanso son tomar un baño caliente, meditar, leer o escuchar de fondo música relajante.

#6. Desafía tus horarios menos productivos

Si eres una de esas personas que aman despertarse temprano y que se sienten con más energía durante la mañana, intenta realizar alguna tarea desafiante durante la tarde o la noche, o viceversa. Por ejemplo, puedes escribir algún artículo para tu blog o realizar ejercicios de memoria. Al pedirle a tu cerebro que trabaje más vigorosamente en horarios en los que no está acostumbrado, mejora considerablemente su desempeño, y te sorprenderá con las nuevas ideas, soluciones y puntos de vista que aparecerán en tu cabeza cuando intentes resolver un problema.

#7. Practica juegos de memoria o memoramas para adultos

Por último, incorpora la rutina de jugar todos los días con alguna aplicación que ejercita la memoria, como Clockwork o Lumosity. No solo reactivarás tu cerebro, sino también te distraerás de las preocupaciones diarias, te enfocarás en el ahora y te divertirás.

Síguenos en Facebook

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *