mayo 28, 2024

Recursos no renovables: ¿Qué son? ¿Cuáles son los más usados?

0
Treseus - Recursos no renovables; Qué son, Cuáles son los más usados - FOTO


Los recursos no renovables son recursos naturales que existen en cantidades limitadas y pueden agotarse. Ejemplos de estos recursos incluyen combustibles fósiles como el petroleo, carbón y gas natural

 

DAT.- Los recursos no renovables (también llamados recursos agotables) son aquellos recursos naturales que no se pueden cultivar, producir, reutilizar o regenerar a un nivel que pueda soportar su tasa de consumo. Es decir, el consumo de los recursos no renovables (usados principalmente como fuentes de energía y materias primas) es superior al tiempo que tarda la naturaleza en recrearlos o reponerlos, o bien, existen en cantidades fijas.

Explican desde Treseus que la diferencia entre los recursos renovables y los no renovables radica pues en que, por contra, los recursos renovables sí restauraran sus existencias por procesos naturales a una velocidad superior a la del consumo por parte de los seres humanos y, en consecuencia, no se agotan.

Ejemplos de recursos no renovables

Los recursos no renovables se usan como fuentes energéticas y como materias primas. Los más ampliamente utilizados como fuentes de energía son los combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural) y los elementos radiactivos que producen energía nuclear, lo que las hace ser energías no renovables. Como materias primas tenemos, por ejemplo, a los minerales y a la piedra caliza. Estudiemos con más detenimiento estos ejemplos:

El petróleo se originó por la muerte masiva del plancton marino. Dichos organismos cayeron al fondo y fueron cubiertos por sedimentos marinos durante millones de años y estuvieron sometidos a condiciones de altas presiones y temperaturas. Así, la materia orgánica se transformó en hidrocarburos. Entre los principales usos del petróleo podríamos citar los gases licuados, gasolina, queroseno, gasóleos, fuel, etc.

El carbón se formó por la acumulación de restos vegetales en el fondo de pantanos, lagunas o deltas. Es uno de los combustibles más abundantes, pero también es el más contaminante (emite el doble de CO2 que el petróleo), siendo además el principal causante de la lluvia ácida. El principal uso es su combustión en centrales térmicas.

El gas natural también procede de la fermentación de materia orgánica acumulada entre los sedimentos. Se utiliza directamente en los hogares (calefacción, cocinas, etc.), en la industria y en las centrales térmicas. Contamina menos que los demás combustibles fósiles.

La energía nuclear procede de materiales de origen mineral que tienen la propiedad de poseer núcleos inestables que pierden energía. La energía nuclear está vista por algunos como una fuente energética ideal para utilizar hasta que se produzca la transición a otras fuentes de energía, vista por otros como el método más peligroso e inadecuado de producir energía.

Los minerales se formaron en el mismo proceso de formación del planeta. Desde la era de los metales hasta la actualidad, se les ha dado infinidad de usos transformándose en recursos indispensables. Alguno de los minerales más valorados son el oro, la plata, el cobre, el zinc, etc.

La piedra caliza tiene su origen en los restos de conchas de animales marinos sometidos a altas presiones y temperaturas. También se puede formar por la disolución de carbonato cálcico en agua con CO2. Hay otras muchas rocas que se utilizan como materias primas.

 

LEA TAMBIÉN | Treseus | ¡Entérate! Materia prima: ¿Qué es y cómo se clasifica?

 

Sobreexplotación y agotamiento

Es inevitable que los recursos no renovables se acaben en algún momento, pues su utilización sostenida no es posible en un período prolongado de tiempo. Al extraer, por ejemplo, los combustibles fósiles de los depósitos que hay en el subsuelo, estos se van agotando. No existe un proceso de renovación o este dura millones de años y esta desmesurada cantidad de tiempo, comparada con la de la existencia humana, hace que no podamos tener acceso a dichos recursos una vez agotados.

Así pues, lo más conveniente es hacer el menor uso posible de los recursos no renovables y sustituirlos por aquellos que sí lo son, sobre todo en lo que se refiere a las energías no renovables, ya que, además, traen consecuencias negativas para el medio ambiente.

DATO: Algunos recursos en principio renovables pueden llegar a ser no renovables. Es el caso de los acuíferos subterráneos, ya que la sobreexplotación de los mismos genera una serie de procesos que impiden su renovación. Asimismo, los bosques, la biodiversidad, el agua de los ríos, el aire limpio, etc., también podrían sobrepasar su velocidad de regeneración si hacemos un uso masivo de ellos.

 

(Con información de Treseus)



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *