junio 23, 2024

¿Las cirugías estéticas son cubiertas por los seguros?

0
Jesús-Gibelli-Gómez-Las-cirugías-estéticas-son-cubiertas-por-los-seguros


Actualmente, las cirugías estéticas son muy frecuentes ya que cada vez más las personas quieren verse bien y tener una figura envidiable, siendo el aumento mamario, liposucción y acentuación de glúteos, las más frecuentes entre las mujeres.

Sin embargo, uno de los problemas que surgen al momento de planificar las cirugías estéticas es cómo cubrir los gastos, ya que muchas pólizas de seguros no ofrecen amparo en cuanto a la realización de estas operaciones de belleza corporal, a menos que esas intervenciones se derivan de un problema médico y sea absolutamente necesario llevarlas a cabo. Jesús Gibelli Gómez nos aclara las dudas que giran alrededor de este tipo de procedimientos.

¿Qué son las cirugías estéticas?

Las cirugías estéticas son aquellas operaciones que van dirigidas a mejorar la apariencia física de una persona, siendo el aumento de mamas y la liposucción las más demandas; pero no hay que dejar por fuera a la abdominoplastia y los rellenos con grasa extraída de otra parte del cuerpo, así como la corrección de arrugas.

Es recomendable que antes de someterse a este tipo de intervención quirúrgica se tome en cuenta algunos aspectos como los riesgos que se incurren, como posibles sangrados e infecciones, y los gastos a cubrir que, por lo general, son a cuenta propia.

Diferencia entre las cirugías estéticas y las reconstructivas

Como bien es sabido las  cirugías estéticas no son amparadas por la mayoría de las compañías aseguradoras, por ser una operación para mejorar la apariencia física que solo repercute en problemas de autoestima o psicológico.

Por su parte, la cirugía reconstructiva es la encargada de corregir algunos daños físicos que tenga la persona como consecuencia de un accidente, una operación quirúrgica o una enfermedad, lo que contribuye a aminorar la calidad de vida del paciente, en este caso, sí está amparada.

Jesús-Gibelli-Gómez-Las-cirugías-estéticas-son-cubiertas-por-los-seguros
Imagen de Kayum

Jesús Gibelli Gómez: Pólizas de seguros en caso de complicaciones

Por lo general, las compañías aseguradoras no cubren las operaciones por cirugías plásticas por ser procedimientos estéticos, sin embargo, puede ocurrir algún percance durante la intervención quirúrgica que afecta la salud del paciente o tenga una recaída en su recuperación y debe volver al quirófano, requerir hospitalización o practicarse exámenes.

En este caso, hay pólizas o seguros de complicaciones, la cual es un contrato legal donde la aseguradora se compromete a cubrir los gastos si la persona que se realizó la operación presenta una situación que comprometa su salud.

Es importante señalar que el paciente debe tener buena salud antes de realizarse la intervención quirúrgica para mejorar su apariencia física, para que pueda optar por esta póliza ya que no es un seguro de vida. Si la persona reúne los requisitos, tiene cobertura médica y así se evita pagar con sus propios recursos cualquier trámite clínico, siempre y cuando se produzcan dificultades derivadas de la cirugía estética.

Jesús-Gibelli-Gómez-Las-cirugías-estéticas-son-cubiertas-por-los-seguros

Importancia de una póliza en caso de complicaciones

  • Tener un apoyo económico

No es agradable someterse a una operación y mucho menos tener complicaciones de salud a causa de ello, esto no solo preocupa por las posibles dificultades que puedan surgir luego de la intervención, sino también por los gastos económicos que se producen. Contar con este tipo de póliza permite tener un apoyo financiero en todo momento.

  • Da respaldo económico en otros tópicos

La póliza en caso de complicaciones no solo es ideal en caso de volver al quirófano si se amerita, también ayuda en caso de solo requerir exámenes de laboratorios, consultas médicas con especialistas, medicamentos, tratamientos médicos, entre otros.

Antes de someterse a cirugías estéticas se recomienda que la persona cuente con una póliza en caso de complicaciones, para así tener un respaldo económico ante una situación inesperada que podría surgir y evitar así gastar su propio dinero.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *