marzo 1, 2024

Conocía el Gran Rhin pero no más allá de alguna marinera o tapa con alguna cervecita en su barra. Nunca habíamos pasado a cosas “más serias” y cuánto me arrepiento de no haberlo hecho antes. El Gran Rhin es una oda al producto, y con un trato del mismo sensacional.

La barra del Gran Rhin es posiblemente de las mejores de Murcia, pero queríamos una cena más relajada en familia, y por eso reservé en el salón que tienen accesorio y al que se accede por el final de la barra.

El Salón del Gran Rhin

Nuestra cena en Gran Rhin en Murcia

Comenzamos con unos enormes caballitos y unas croquetas de gamba roja no muy cremosas, pero si muy ricas de sabor. Hay que preguntar siempre por el marisco y nos presentaron unos buenos ejemplares de gamba roja y cigala. Te las pueden preparar como quieras, pero a nosotros nos gustan más a la plancha. Buen manejo de la misma, para conseguir ese punto justo y realzar un producto de esa categoría.

Gran Rhin
Caballitos
Croquetas de gamba roja
Gran Rhin
Gamba roja y cigalas a la plancha
Gran Rhin
La reina

Continuamos con el jamón de mar, el mismo que probamos en el tri estrellado Aponiente hace unos años. Àngel León elabora este producto junto con la empresa Petaca Chico, que es la que provee este manjar al Gran Rhin. Un auténtico lujo poder disfrutarlo en Murcia.

Gran Rhin
Jamón de mar
Jamón de mar como en Aponiente

Seguimos con…

Un buen tomate con ventresca fue la antesala de los principales. Me flipan las cocochas, e incluso mis hijos han heredado ese buen gusto por ellas y siempre que nos las ofrecen, no desperdiciamos la oportunidad. Cierto es que me gustan más al pil pil, como en el Venezuela, o las de otro mundo de Elkano, pero estas también estaban buenísimas. Finalizamos compartiendo un ejemplar maravilloso de lubina salvaje que nos prepararon al horno, y que estaba impresionante. Punto perfecto y excepcionalmente jugosa.

Tomate con ventresca
Gran Rhin
Cocochas
Gran Rhin
Lubina salvaje al horno
Gran Rhin
La lubina

De los postres que probamos, el cremoso de chocolate blanco con Oreo no tiene mucho interés. Yo me quedaría con la excepcional leche frita y con la tarta de queso al horno. Una tarta más dulce que quesera, y de una textura cremosa pero no fluida. Muy rica.

Gran Rhin
Leche frita
Cremoso de chocolate blanco con Oreo
Gran Rhin
Tarta de queso al horno

Imaginaba que con el nivel de su barra, cenar en el salón del Gran Rhin estaría bien, pero supero mis expectativas. Lo que iba a ser una cena sin pretensiones, acabó en un homenaje pantagruélico en un lugar que es una oda al producto.

No te pierdas nuestras últimas visitas a restaurantes de Murcia

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito está basado en mi propia experiencia. 

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *