febrero 24, 2024

¿Qué emprendedor no sueña con hacer crecer su negocio y tener muchos clientes? Sin embargo, un aumento súbito de la demanda puede significar muchos problemas si la empresa no está preparada.

Incluso en un contexto inflacionario, son muchos los sectores que aún experimentan una recuperación de las ventas. Desde los bares y restaurantes hasta las estéticas y escuelas de música necesitan fortalecer su estructura y afinar su operación para atender a un cliente y que vuelva a interesarse por su propuesta de valor, tras haberse vuelto más exigente y menos leal.

¿Quieres estar listo para gestionar los picos de demanda en tu negocio? Esto es lo que necesitas hacer.

#1. Agiliza y haz más eficiente la operación

El primer paso es revisar la rentabilidad del negocio; para ello, asegúrate, por ejemplo, de que los costos no se descontrolen o de que no hay problemas con la facturación o la cobranza.

Para trabajar en este proceso de manera ordenada y con información real, lo mejor es apoyarse en una plataforma de administración empresarial que permita controlar todo el ciclo de compraventa de la empresa y generar en pocos minutos reportes sobre ventas, clientes o el estado del inventario.

#2. Fortalece a tu equipo

Ten en cuenta que, ante cualquier situación, la primera interacción que tendrán tus clientes con la empresa será con un empleado, ya sea un vendedor, un mesero o un representante de atención al cliente. Por lo tanto, es importante que dediques tiempo, esfuerzo y recursos para que tus colaboradores estén listos para reaccionar ante un pedido extraordinario de productos o un aumento en las reservaciones para el fin de semana. Para el fortalecimiento del equipo debes pensar en recursos tecnológicos, como por ejemplo herramientas ágiles para el cobro y la facturación, pero también en incentivos especiales como el pago de hora extra o bonos por productividad.

#3. Establece nuevos procesos para situaciones críticas

Además de fortalecer al equipo, necesitas decirle claramente qué hacer ante, por ejemplo, un aforo completo del restaurante y una fila de más de 30 personas esperando por una mesa. Por ejemplo, en esta situación podrías establecer que el gerente y tú mismo ayuden con los cobros. O bien, que se ofrecerá un descuento especial en menús que pueden prepararse en menos tiempo en la cocina o a aquellas personas que decidan llevar su pedido para consumirlo en casa. Involucra a tu personal en la discusión de los puntos más críticos y en la generación de nuevas ideas, ya que son ellos quienes están en contacto directo con el público y experimentan los retos de la operación diaria.

#4. Ofrece a tus clientes más de una opción para comprar o consumir

Amplía las posibilidades para tus consumidores, así evitarás picos de demanda que dificulten las ventas. Por ejemplo, si tienes una tienda de disfraces y se acerca la temporada de Halloween, abre una tienda en línea o recurre a herramientas como WhatsApp Business, que te permiten compartir catálogos digitales.

Si tu giro lo permite, también puedes recurrir a una estrategia tan sencilla como las ventas telefónicas. En cuanto a las entregas, puedes ofrecer el servicio de pick-up en el local o los envíos a través de empresas de mensajería y delivery, como Rappi. La idea es distribuir la demanda a fin de no tener que exigir al máximo los recursos humanos y la capacidad instalada de la tienda física.

#5. Busca áreas de oportunidad y anímate al cambio

Los picos de demanda significan una gran oportunidad para detectar nuevas oportunidades de mejora en el servicio, pero también en la propuesta de valor de la empresa. Por ejemplo, que haya más gente en tu restaurante a la hora del desayuno que durante la cena puede significar dos cosas: o que el menú de comidas tiene que mejorar, que los precios son muy altos o que quizá es momento de cambiar los horarios de atención porque tus clientes ya no salen mucho de noche. O quizá esa línea de productos más tradicionales, con los que arrancaste tu negocio, ya tiene demasiada competencia, y ha dejado de valer la pena destinar tantos recursos si te implica tener que defender tu cuota de mercado bajando los precios. Analiza con base en datos concretos: no temas el cambio ¡y sé creativo!

#6. Premia la fidelidad

Por último, haz tu máximo esfuerzo para que tus clientes más fieles sigan valorando tus productos y servicios aún en los momento de mayor actividad en el negocio: ¡haz que vuelvan a elegirte una y otra vez! ¿Cómo lograrlo? Mediante la capacitación del personal y brindándole todos las herramientas necesarias para ofrecer un servicio excepcional: lanzando programas atractivos de lealtad y abriendo nuevos canales de comunicación para escuchar los comentarios de tus consumidores.

Síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

Ver fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *