mayo 20, 2024

Construcciones de puentes: ¿Cuál es el mejor material para levantar estas estructuras?

0
PILPERCA - Construcciones de puentes; Cuál es el mejor material para levantar estas estructuras - FOTO


Los puentes son de las estructuras más usadas e importantes en la sociedad y en el transporte específicamente, y por ello es primordial que estén construidos con los mejores y más resistentes materiales

DAT.- Los puentes, al igual que otras construcciones, demandan de materiales fuertes y resistentes que aseguren una estructura sólida capaz de resistir los embates del tiempo, así como también permitir conectar distancias largas sin que la obra sufra algún percance. El acero es uno de esos materiales, llevándose todos los honores por su calidad y sinfín de ventajas.

Explican desde PILPERCA, empresa presidida por Claudio Antonio Ramírez Soto, que el acero es un material muy versátil y eficaz para la construcción de puentes ya que es capaz de soportar la tensión y compresión, permitiendo asimismo solucionar efectivamente cualquier contratiempo que pueda aparecer durante la obra.

Comparado con otros materiales, el acero es poco pesado, lo que repercute en el peso de la estructura, sobre todo para construcciones que requieren de una vida útil muy larga.

El uso del acero comenzó poco a poco a desplazar a materiales que habían sido los reyes como el hormigón, la madera y la piedra. Por ser fácil de transportar y los grandes beneficios que aportaba su empleo, los constructores comenzaron a utilizar el acero muy frecuentemente para todos los proyectos de construcción.

PILPERCA: Ventajas del acero

  • Tiene un alto control de caridad: La gran mayoría del acero se desarrolla bajo condiciones controladas, lo que le confiere un mayor rendimiento y uniformidad.
  • Es reciclable: Cuando un puente ya llega al final de su vida útil, las piezas de acero pueden fácilmente ser reciclado para volver a hacer reutilizado en nuevas obras.
  • Presenta gran durabilidad: El acero al ser combinado con bajos porcentaje de cromo, se convierte en acero inoxidable, lo que le confiere protección contra la corrosión y el óxido.
  • Facilidad de reparación: En caso de que el acero sufra alguna avería, los ingenieros y constructores pueden repararlo sin la necesidad de hacer grandes paralizaciones del tráfico.
  • Es maleable: Este material presenta una gran flexibilidad, resistencia y docilidad, lo que lo hace ideal para construir obras antisísmicas.
  • No se deforma: El acero tiene un alto grado de homogeneidad, lo que se quiere decir que no se deforma ni sus propiedades tanto físicas como mecánicas son alteradas con el paso del tiempo.
  • Es de rápido montaje: Debido a sus propiedades, el acero puede ser manipulado con facilidad, acortando los tiempos de montaje, lo que se traduce en reducción de gastos.
LEA TAMBIÉN | Claudio Antonio Ramírez Soto | PILPERCA | Restauración de edificios: Contribuciones y niveles de intervención

Aunque el acero tiene muchas ventajas, todavía es muy propenso a la debilidad cuando es sometido a grandes esfuerzos por periodos de tiempo largos, de igual manera presenta fragilidad a bajas temperaturas. Existen en la actualidad algunos tratamientos que permite que el acero pueda contrarrestar estas desventajas.

(Con información de PILPERCA/Claudio Antonio Ramírez Soto)



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *